sábado, 1 de mayo de 2010

Oración a la Santísima Virgen I

Oración a la Santísima Virgen para alcanzar la buena muerte



¡Oh María!, dulce refugio de los pecadores,
cuando mi alma tenga que partir de este mundo,
Madre mía dulcísima,
por el dolor que sentiste
al presenciar la muerte de tu Hijo en la cruz,
asísteme con tu misericordia.

Aleja de mí los enemigos infernales,
y acércate a recoger mi alma
y presentarla al Juez eterno.



Reina mía, no me abandones.
Después de Jesús, tu tienes que ser
mi fortaleza en aquel terrible trance.

Ruega a tu querido Hijo
me conceda por su bondad
morir abrzado a tus pies
y entregar el alma
dentro de sus sagradas llagas, diciendo:
"Jesús y María:
os doy el corazón y el alma mía"